De dónde viene nuestra educación: El aporte de Humboldt

Programa 8 Temporada IV Retorno a Clases: La historia de la Educación en Venezuela.

El siguiente texto es una adaptación del capítulo “Orígenes de la instrucción pública en Venezuela” del libro del Dr. Arístides Rojas (1826-1894), “Orígenes Venezolanos (Historia, Tradiciones, Crónicas y Leyendas)”. Se han adaptado expresiones y formas del habla para hacer el texto más digerible para los lectores contemporáneos, sin embargo se han respetado las ideas principales del texto.

 Es pertinente mencionar que los textos que componen el libro fueron escritos a finales del siglo XIX, sin embargo mucho de sus contenidos siguen siendo vigentes y llaman a la reflexión sobre la visión que tuvo el doctor Rojas al momento de plasmarlos en papel.

Retrato del barón Alexander von Humboldt a la edad de 36 años, luego del viaje de 5 años por América. Aguafuerte de Auguste Desnoyers basado en una obra de François Gerard. Colección privada, foto de Agustín Estrada. Fuente: http://www.ecos-online.de

Retrato del barón Alexander von Humboldt a la edad de 36 años, luego del viaje de 5 años por América. Aguafuerte de Auguste Desnoyers basado en una obra de François Gerard. Colección privada, foto de Agustín Estrada. Fuente: http://www.ecos-online.de

El barón Alexander von Humboldt encontró a la Caracas de fines del siglo XVIII en el mayor atraso con respecto a estudios científicos. Los nuevos instrumentos de cálculo que tenía el sabio llamaron la atención, no sólo de los curiosos criollos, sino también de los ingenieros españoles.

Humboldt tuvo dificultad para encontrar, en Caracas, personas con nociones exactas de la astronomía de la época: solo un fraile franciscano, el padre Puerto. El barón escribió: “Nuestros instrumentos le interesaban vivamente y un día vimos, con grande sorpresa, llenarse nuestra casa de todos los frailes de San Francisco, que deseaban ver una brújula de inclinación”.

La visita de Humboldt coincidió con un momento en que la Universidad se preparaba para realizar reformas provechosas, debidas a los esfuerzos de José Antonio Montenegro, Marrero, Escalona y otros jóvenes ilustrados que, empujados por las necesidades de la civilización, comenzaban la propaganda de las nuevas ideas.

De modo que los libros importados durante los últimos años de aquel siglo, la visita de viajeros ilustrados y de naturalistas que precedieron a Humboldt, el desarrollo del comercio con las naciones extranjeras, la introducción de periódicos y hasta las mismas ideas revolucionarias importadas a América, contribuyeron a levantar el espíritu de una juventud que estaba destinaba a representar un gran papel en los destinos de Venezuela.

La corta estadía de Humboldt en la capital de Venezuela no trajo en sí misma elementos de cambio en la enseñanza, pero prendió fuego en los espíritus ilustrados para sentir la necesidad de cambio. Las cartas cambiadas entre el científico y el doctor José Antonio Montenegro, pone de manifiesto los propósitos de algunos hombres y las tendencias de aquella época; Humboldt le escribe en enero de 1800:

La provincia de Caracas es uno de los países más bellos y más ricos en producciones naturales que se han conocido en ambos mundos. Deséase instruir la juventud, no solamente en las matemáticas y según los principios elementales, conforme a los cuales se divide y mide un terreno, o la altura de una montaña, o se construye una máquina; sino que se pretende igualmente comunicar los conocimientos relativos a la agricultura y a las artes, al modo de beneficiar el añil, el azúcar y el café, fabricar ladrillos, etc., etc. Solicítase un profesor a quien se pueda recurrir para tomar de él la instrucción necesaria en lo relativo a la utilidad que pueda sacarse de una producción vegetal, del jugo de una raíz, y sobre el valor de un mineral que se descubre. He aquí las ideas que han conducido a los sujetos respetables que han contribuido a dotar la nueva cátedra. Para llenar, pues, los deseos patrióticos de estos mismos señores, es necesario distinguir entre el fin que se proponen y la elección de la persona que para ello ha de solicitarse.

Apenas habrá dos o tres hombres en Europa que puedan, a un mismo tiempo, desempeñar un curso de Química (Física-química) y de Matemáticas. El sabio que es instruido en la construcción de una máquina, no sabe discurrir sobre el añil: y tan raro es el que estas dos cosas se hallen reunidas en un solo hombre, como encontrar en un abogado un buen médico. Me parece, pues, que sería muy útil dotar, a un mismo tiempo, dos cátedras en lugar de una, constituyendo un profesor de Matemáticas (mecánica, arquitectura rural, fortificaciones) y otro de Química y de Física Experimental. Los miembros del Instituto Nacional de Francia no tienen sino ochocientos pesos por año. No siendo muy subido el precio de los víveres en esta ciudad, juzgo que con aumentar la cantidad en cuatrocientos pesos se conseguirían dos profesores, de los cuales, cada uno tendría la renta de mil doscientos pesos: pensión muy buena y bastante apetecible. Sin embargo, en el caso de que absolutamente no se quiera más que un solo profesor, me parece, atendiendo a las necesidades de la provincia, que un profesor de Química y Física aplicada a las artes y a la agricultura, es mucho más necesario que el profesor de Geometría, especialmente cuando no faltará en esta ciudad algún sujeto instruido en las Matemáticas elementales para enseñar la juventud.

En cuanto a la elección del sujeto que ha de ser el maestro o profesor, sería una cosa muy irregular el abandonarla a la casualidad, dejando en manos de alguno que, ocupado en asuntos más importantes y separado de los sabios del país, encargase un negocio como éste a personas capaces, quizá, de obrar por intereses personales. La España tiene al presente, en Química, tres hombres de primer rango, a saber: el profesor Proust, residente en otro tiempo en Segovia y ahora en Madrid, calle del Turco, fábrica de cristales; don N. Fernández, ensayador de la moneda real, y don Juan Manuel de Areyula, en Cádiz.

Para la elección de un profesor de Química es necesario ocurrir al profesor Proust, miembro del Instituto Nacional de París, quien goza de una particular protección del señor don N. Urquijo. Aquél es un caballero muy amigo de servir y uno de los primeros químicos de Europa. Será necesario hacerle presente la necesidad de la provincia, esto es, la química aplicada a las artes, y suplicarle que ejercite, durante algunos meses y en su laboratorio, a la persona que escogiere.

Por lo que toca a las Matemáticas y a la Mecánica, se deberá consultar al caballero Betancourt, quien goza de una gran reputación en Francia y en Inglaterra (vive en el Buen Retiro), o a don José Chay, profesor del cuerpo cosmográfico, en el cual tiene ya formados excelentes discípulos.

Pero estos sujetos serán desde luego inútiles si vienen sin instrumentos. Es indispensable que traigan un pequeño aparejo químico de los conocidos: balanzas, barómetros, termómetros, higrómetros, etc. Por seiscientos o mil pesos puede conseguirse una bella colección de ellos.”

A pesar de las aspiraciones, tan justas como necesarias, de Montenegro y de sus amigos en relación a la reforma universitaria en Caracas, ésta continuó sin poder librarse de las trabas y abusos adquiridos durante sus primeras décadas de existencia. Así que los vejámenes no desaparecieron sino poco tiempo después de la separación venezolana de la Gran Colombia en 1830; y las cátedras de griego, ciencias naturales e historia no fueron establecidas sino 75 años después de la partida de Humboldt de estas tierras.

Alexander von Humboldt fue un científico que impactó en la mente de muchos americanos, su lema de vida “Es mejor hacer algo que no intentar nada por no poder hacerlo todo", inspiró a toda una generación de libertadores, su legado tuvo un significado distinto para Latinoamérica que para Europa; Simón Bolívar lo llamó "el verdadero" descubridor del nuevo mundo, pues mientras sus antecesores descubrieron el continente para los europeos, él lo hizo para los propios americanos. Con sus investigaciones y publicaciones Humboldt entregó las pruebas de que las colonias españolas ya estaban maduras para la independencia; además, estuvo comprometido con lograr el respeto de la cultura indígena, y todo ese apoyo en el camino a la identidad independiente de Latinoamérica se le agradece aún hoy. En la imagen: Emisiones de sellos postales en Alemania y Venezuela han resaltado la importancia del aporte de la visita del investigador para el despertar de nuestro país.

Alexander von Humboldt fue un científico que impactó en la mente de muchos americanos, su lema de vida “Es mejor hacer algo que no intentar nada por no poder hacerlo todo", inspiró a toda una generación de libertadores, su legado tuvo un significado distinto para Latinoamérica que para Europa; Simón Bolívar lo llamó "el verdadero" descubridor del nuevo mundo, pues mientras sus antecesores descubrieron el continente para los europeos, él lo hizo para los propios americanos. Con sus investigaciones y publicaciones Humboldt entregó las pruebas de que las colonias españolas ya estaban maduras para la independencia; además, estuvo comprometido con lograr el respeto de la cultura indígena, y todo ese apoyo en el camino a la identidad independiente de Latinoamérica se le agradece aún hoy. En la imagen: Emisiones de sellos postales en Alemania y Venezuela han resaltado la importancia del aporte de la visita del investigador para el despertar de nuestro país.

About David Alexander Garrido Michalczuk
David Alexander Garrido Michalczuk, es Ingeniero en Electrónica graduado en el Instituto Universitario de las Fuerzas Armadas Nacionales (IUPFAN) y Chef de Cocina Internacional, graduado de High Training Educational Institute (HTEI), obtuvo su certificado de Locución en la Universidad Central de Venezuela (UCV), además de ser certificado como Productor Nacional Independiente por el MINCI, con el número 20.007. Ha sido webmaster de varios sitios webs educativos e informativos. Actualmente es Director Ejecutivo y profesor a dedicación exclusiva de la escuela de cocina High Training Educational Institute HTEI. Fue cofundador de La Taguarita del Sabor y uno de los conductores de la 1ra Temporada del programa; actualmente es productor y conductor de la 4° temporada. Además coordina el trabajo de producción y venta del sitio web lataguaritadelsabor.com

Deja un comentario