El azúcar era conocido por los griegos desde la época de Alejandro Magno, sin embargo, fueron los árabes musulmanes los que se encargaron de propagar el cultivo de esta gramínea india por todo el norte de África y el suroeste de Europa. El ingreso de este producto a las cocinas españolas y sicilianas produjo una verdadera transformación de la repostería y dulcería europeas. Durante el medioevo se conoció como el oro blanco. En la imagen, podemos ver la propagación del cultivo de caña de azúcar en Europa para finales del siglo XV (zonas en color verde), no alcanza espacio para mostrar las islas Canarias, fuente importante de caña de azúcar para España.

Deja un comentario