Una breve cronología del petróleo en Venezuela

El petróleo ha sido, indiscutiblemente, el protagonista más importante de la economía venezolana durante las últimas ocho décadas y, con seguridad, se equivocan quienes piensan que en el futuro no seguirá siéndolo. Inevitablemente, la economía venezolana dependerá del oro negro por muchas décadas más. Por tal motivo, en La Taguarita del Sabor queremos presentarte una breve cronología de nuestra historia petrolera: En la época precolombina, los pueblos indígenas prehispánicos venezolanos conocían el petróleo y el asfalto con el nombre de mene, los cuales usaban con fines terapéuticos, como combustible para iluminación y para calafatear sus embarcaciones. En los relatos de Gonzálo Fernández de Oviedo y Valdes, conservados en su Historia General y Natural de las Indias (1535), menciona la presencia del Néctar de Cubagua, que aporta beneficios al tratamiento de la gota y otras enfermedades.

Los antiguos indígenas venezolanos ya conocían el petróleo, al que llamaban mene. Este brotaba en fisuras naturales desde el subsuelo.

Los antiguos indígenas venezolanos ya conocían el petróleo, al que llamaban mene. Este brotaba en fisuras naturales desde el subsuelo. Fuente: http://www.colombeia.edu.ve/

Con esta información, en 1536, la reina Juana de España ordena a los oficiales a cargo de Nueva Cádiz en la isla de Cubagua que lleven a España tanto aceite de las piedras (petróleo) como puedan en el buque Santa Cruz, con el fin de aliviar el malestar de gota que sufría su hijo, el emperador Carlos V (Carlos I de España). La orden se cumplió, según el libro de Aníbal Martínez, Chronology of Venezuelan Oil (1.969), en 1539, cuando el primer barril de petróleo se sacó oficialmente de Venezuela rumbo a España. El 22 de marzo de 1783, el rey Carlos III de España decretó en Aranjuez las Ordenanzas de Minería de Nueva España, que también fueron puestas en práctica en la Intendencia de Venezuela en 1784. Esta legislación no solo se extendió a los minerales metálicos, sino también a los minerales no metálicos, los hidrocarburos se representaron en la expresión “bitúmenes o jugos de la tierra”. Estas ordenanzas establecen que todos las minas y productos mineros pertenecen a la Corona Española, sin impedir que puedan ser dadas en concesión, renta y premiar a los descubridores. Estas serán la base filosófica fundamental para la política petrolera venezolana del siglo XX, que reservará el derecho exclusivo al Estado para la explotación petrolera. El 24 de Octubre de 1829, el Libertador Simón Bolívar, como presidente de la Gran Colombia, firma el Decreto de Quito donde la disposición legal de Carlos III queda derogada y las minas con los productos mineros (metálicos y no metálicos) pasan a ser propiedad de la República Colombiana; luego de la separación de Venezuela de la Gran Colombia en 1830, el decreto es ratificado por el congreso venezolano, haciendo a la República de Venezuela la actual propietaria. El 24 de agosto de 1865, se otorga la primera concesión para la explotación petrolera en el país, a Camilo Farrand, por el presidente constitucional del Estado Zulia, el general Jorge Sutherland el  por el término de 10 años. Para el 02 de febrero de 1866, se otorga una concesión por 25 años a Manuel Olavarría en el oriente del país. En 1878, 20 años después de la explotación del primer pozo petrolero del mundo en Canadá, se funda la primera compañía petrolera de Venezuela: La Compañía Nacional Petrolia del Táchira, por Antonio Pulido, quien solicitó el permiso al gobierno venezolano para explorar una parcela de 100 hectáreas en los Andes venezolanos. Al inicio el petróleo se recogía directamente en cubetas, luego comenzó la práctica de perforar los pozos.

Título de Acción de la Companía Nacional  Minera Petrolía del Táchira, la primera compañía nacional petrolera venezolana. Fuente: http://www.colombeia.edu.ve/

Título de Acción de la Companía Nacional Minera Petrolía del Táchira, la primera compañía nacional petrolera venezolana. Fuente: http://www.colombeia.edu.ve/

Cuando el general Juan Vicente Gómez toma el poder en 1908, abrió las puertas a los inversionistas extranjeros en el área petrolífera; John Allen Tregelles obtuvo los derechos de exploración de 12 estados en 1909, con una concesión de 27 millones de hectáreas, a través de su compañía la Venezuelan Oilfield Exploration Company. Sin embargo, debido a que nunca proveyó ingresos ni regalías, Gómez revocó la concesión en 1911. Esta fue la primera de tantas concesiones que dio Gómez, la mayoría en la cuenca del Lago de Maracaibo. Otra de las concesiones que Gómez dio fue a Rafael Valladares, quien fundó la Caribbean Petroleum Company, para explorar petróleo en el Lago de Maracaibo, en 1913 pasó a ser propiedad de la Royal Dutch Shell Oil Company, y el 31 de julio de 1914 comienza la explotación comercial del petróleo en Venezuela con el reventón del pozo Zumaque I (técnicamente conocido como Mene Grande 1, MG-1), a partir de este momento, Venezuela será un punto de interés para las empresas de explotación petrolera. La industria petrolera se vio limitada en su capacidad de desarrollo durante la I Guerra Mundial, sin embargo, en 1917, ya estaban en funcionamiento las operaciones de refinación en la zona de San Lorenzo. A finales de 1918, el petróleo apareció por primera vez en las estadísticas de exportación de Venezuela con 21.194 toneladas métricas. Después de unos veinte años desde la instalación de la primera perforadora de petróleo, luego del descubrimiento de la reserva petrolera del Lago de Maracaibo en 1922, Venezuela se había convertido en el mayor exportador de petróleo del mundo y el segundo mayor productor de petróleo, después de Estados Unidos. En 1939, estalla la II Guerra Mundial y nuestro país adquiere una importancia geopolítica relevante. Se ha dicho que Venezuela aportó cerca del 60% de la demanda de las fuerzas aliadas, con lo que se transformó en un factor fundamental en la derrota de los ejércitos de Hitler, que no pudieron superar la escasez de combustible. En 1943, se aprobó la nueva Ley de Hidrocarburos y con ella se renuevan, por 40 años, las concesiones petroleras existentes; sin embargo existen nuevos términos que Standard Oil New Jersey y Shell se resisten a aceptar para continuar sus operaciones: los beneficios de la industria petrolera se repartirían por igual (Proporción 50:50) entre el Estado y las concesionarias, multiplicando por seis los ingresos petroleros de la nación, de modo que el país entra en una etapa de crecimiento febril, resultando en transformaciones socioeconómicas espectaculares durante las siguientes décadas.

Campo de producción de la Petrolía del Táchira. Fuente: http://www.colombeia.edu.ve/

Campo de producción de la Petrolía del Táchira. Fuente: http://www.colombeia.edu.ve/

En 1958, el presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower impone una cuota de importación para proteger a la industria petrolera estadounidense ante los crecientes suministros de petróleo barato proveniente de Arabia Saudita y otros países del Medio Oriente importados por los socios de Aramco. El resultado es una sobreoferta crónica fuera de los Estados Unidos, que produce bajas continuas en los precios y creciente descontento entre los países exportadores, especialmente en Venezuela y Arabia Saudita. British Petroleum reduce su precio de venta al año siguiente, y con él los ingresos de los gobiernos productores, para mantener la cuota de mercado luego de la imposición de cuotas de importación por parte de Estados Unidos; las otras grandes petroleras siguen su ejemplo y los precios se desploman. En 1960, se producen nuevos recortes en los precios aplicados por Standard Oil New Jersey que motivan a Arabia Saudita, bajo Abdullah Tariki, y Venezuela, bajo Pérez Alfonso, a crear la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Otros miembros fundadores fueron Irán, Irak y Kuwait. En Venezuela se crea la Corporación Venezolana de Petróleo, ese mismo año, la cual jugó un importante papel en el proceso de nacionalización, como la única empresa estatal petrolera en los últimos años de la etapa concesionaria. En 1973, estalla la guerra del Yom Kipur, en la que Israel fue atacado por sus vecinos árabes,  y se produce el embargo petrolero árabe a Occidente. El precio del barril de petróleo se incrementó sustancialmente, siendo muy favorable para el caso venezolano, donde el barril pasa de 2 a 12 US$, esto se llamó el “Primer Shock Petrolero”. La OPEP aumenta el precio de venta de su crudo marcador Arabian Light en 70%, llevándolo a 5,11 dólares el barril, y sus miembros comenzaron a reducir su producción en apoyo a los egipcios y los sirios en su guerra con Israel. La respuesta de Occidente se dio en 1974, cuando las 18 naciones más industrializadas del mundo forman la Agencia Internacional de Energía (AIE), con el objetivo de coordinar sus estrategias ante el alza de los precios por parte de la OPEP. El 1° de enero de 1976, el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez nacionaliza las concesiones de Shell, Exxon y otros inversionistas extranjeros, integrándolas en la recién creada Petróleos de Venezuela SA (PDVSA). La acción se tomó 7 años antes de la finalización formal de las concesiones fijadas en las leyes petroleras de 1943. En 1982, la oferta petrolera supera la demanda y Arabia Saudita se niega a desempeñar el papel de “proveedor a turnos”, la OPEP fija sus primeras cuotas de producción, que son frecuentemente irrespetadas y causa de eterno enfrentamiento entre sus miembros, los precios se ven afectados y se producen las primeras bajas, sin embargo se consigue cierta estabilidad al mercado petrolero en los siguientes cuatro años.

El presidente Carlos Andrés Pérez durante el acto protocolar de la Nacionalización Petrolera en 1976. Fuente: http://www.floguer.com/pegasusurban82/

El presidente Carlos Andrés Pérez durante el acto protocolar de la Nacionalización Petrolera en 1976. Fuente: http://www.floguer.com/pegasusurban82/

En 1.985 A fin de conservar su cuota de mercado, Saudi-Aramco introduce el precio netback, que es un esquema de valoración de crudos acordado entre el productor y el refinador, mediante el cual el productor garantiza un margen de ganancia al refinador; el valor del crudo es asignado sólo después de que los productos derivados se hayan vendido en el mercado, garantizándoles a los compradores un margen sustancial sin importar cuál sea el precio al cual vendan los productos refinados a partir del petróleo saudí. No obstante, el año siguiente, bajo el peso de la sobreproducción del petróleo netback’ por miembros de la OPEP, los precios descienden de 28 a 10 dólares el barril, causando lo que se llama el “Segundo Shock Petrolero”, llevando a Venezuela a la peor crisis económica vivida hasta el momento. El año de 1986, PDVSA toma una decisión estratégica al comprar CITGO, en Tulsa, Estados Unidos, la cual se convertirá en la vía más importante para vender hidrocarburos en EEUU, ya que posee más de 1000 estaciones de servicio y surte más del 20% del mercado de gasolina en los EEUU. La situación estratégica se complica en 1993, cuando Ecuador, uno de los miembros más pequeños de la OPEP y el único socio latinoamericano de Venezuela en el cartel, abandona al grupo de productores, que ahora cuenta con 11 miembros activos y uno inactivo (Irak). Como un método para sortear la crisis económica venezolana, se lleva a cabo una ronda de licitaciones en Venezuela en 1996, que marca el ingreso de los inversionistas extranjeros al sector petrolero nacional por primera vez en 20 años. Este cambio en la política es parte de un plan por 60 millardos de dólares para aumentar la capacidad de la producción petrolera del país a casi 5,7 millones de barriles diarios para el año 2005 y garantizar una cuota mayor en la creciente demanda internacional de petróleo. Sin embargo los objetivos deseados de producción no se alcanzan. En 2000, el presidente Hugo Chávez convoca la II Cumbre OPEP (luego de 25 años) en Caracas, con el fin de acordar mecanismos para la defensa de los precios del petróleo y fortalecer la posición de la OPEP en el concierto internacional. Los miembros acordaron ajustar la producción para alcanzar el precio del barril en una banda oscilatoria entre 22 US$ y 28 US$ el barril, cuando para el momento estaba por debajo de los 6 US$ el barril. Si bien los precios se recuperaron gracias a los acuerdos, el disparo de los precios petroleros fue resultado de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos, la invasión de 2003 de Irak, su posterior ocupación y la huelga petrolera venezolana de 2002, trajeron un fuerte aumento de los precios mundiales del petróleo. Todo lo cual contribuyó a la rápida alza de los precios del petróleo a niveles muy superiores a las contempladas por la OPEP durante la II Cumbre y de los que apenas ha habido algún retroceso desde 2013. El 13 de noviembre de 2001, bajo la ley habilitante autorizada por la Asamblea Nacional, el presidente Chávez promulgó la nueva Ley de Hidrocarburos, que entró en vigor en enero de 2002. Esta ley sustituye a la Ley de Hidrocarburos de 1943 y la Ley de Nacionalización de 1975. Entre otras cosas, la nueva ley prevé que toda la producción de petróleo y las actividades de distribución debían ser del dominio del Estado venezolano, con la excepción de las empresas conjuntas dirigidas a la producción de petróleo crudo extra-pesado. Bajo la nueva Ley de Hidrocarburos, los inversionistas privados pueden poseer hasta el 49% del capital social en las empresas mixtas que participan en las actividades iniciales y las regalías para el Estado no podían ser menores al 30%, salvo en casos excepcionales.

El poder que le dio la ley habílitante a Chávez lo aprovechó para establecer metas de cuotas, ya que el diez por ciento del presupuesto anual de inversiones de PDVSA iba a ser invertido en programas sociales. También cambió las políticas fiscales y el proceso de recolección de los ingresos del petróleo.Estos grandes cambios se hicieron para ejercer un mayor control de Chávez sobre la industria petrolera y eficazmente enfrentar los problemas que él y sus seguidores tenían sobre las pequeñas contribuciones de los ingresos de PDVSA para el gobierno. Sin embargo, adherirse estrictamente a estas políticas no fue bien recibido por la mayoría de los empleados gerenciales, ya que para las últimas décadas se habían centrado en producir tanto petróleo como sea posible. Por ello, en diciembre de 2002, los empleados de PDVSA se declararon en huelga oficialmente creando un alto casi total en la producción de petróleo en Venezuela. El objetivo de la huelga general de 2002-2003 fue presionar la renuncia de Chávez y llamar a elecciones anticipadas. La huelga duró aproximadamente dos meses, y Chávez terminó despidiendo de forma humillante y pública a 19.000 empleados petroleros, reemplazándolos con trabajadores leales a su gobierno. Luego de este trágico suceso para miles de familias venezolanas que tuvieron que encontrar formas diferentes para sobrevivir, PDVSA ha sido cuestionada sobre su capacidad operativa y técnica para producir el petróleo suficiente para el presupuesto del país. Sus ingresos son tomados como fuente principal de financiamiento de los proyectos del gobierno “revolucionario” y alimenta la corrupción generalizada a nivel nacional. Aunque las fuentes oficiales mencionan la producción de 3,1 millones de barriles diarios en 2014, algunos expertos afirman que la producción apenas supera los 2 millones de barriles diarios, de los cuales entre 540.000 y 640.000 se venden a China, unos 320.000  a la India y más de 100.000 a Cuba, entre otros socios comerciales, algunos de estos embarques forman parte de pago de préstamos (China) o forman parte de pago en condiciones preferenciales (Cuba y otros). La situación petrolera venezolana actual debe llamar poderosamente la atención a todos los venezolanos, nuestro patrimonio petrolero debe ser utilizado para beneficiar a todos las venezolanas y venezolanos, sin distinción. Es nuestro deber conocer mejor los detalles inherentes a la industria y velar por el mejor uso de los recursos obtenidos. Y además, erradicar algunos mitos existentes en nuestra cultura actual, por ejemplo el difundido por algunos medios de comunicación que reportan o hacen eco de declaraciones que afirman, al referirse a las reformas legales de 2001, que el petróleo en Venezuela fue nacionalizado por Hugo Chávez. El petróleo fue nacionalizado en Venezuela en 1976.

Los retos que tiene por delante la industria petrolera venezolana deben ser asumidos con entereza, responsabilidad y sabiduría, de lo contrario  los daños serán difícilmente reparables en las próximas décadas. Fuente: http://globovision.com/

Los retos que tiene por delante la industria petrolera venezolana deben ser asumidos con entereza, responsabilidad y sabiduría, de lo contrario los daños serán difícilmente reparables en las próximas décadas. Fuente: http://globovision.com/

Referencias:

About David Alexander Garrido Michalczuk
David Alexander Garrido Michalczuk, es Ingeniero en Electrónica graduado en el Instituto Universitario de las Fuerzas Armadas Nacionales (IUPFAN) y Chef de Cocina Internacional, graduado de High Training Educational Institute (HTEI), obtuvo su certificado de Locución en la Universidad Central de Venezuela (UCV), además de ser certificado como Productor Nacional Independiente por el MINCI, con el número 20.007. Ha sido webmaster de varios sitios webs educativos e informativos. Actualmente es Director Ejecutivo y profesor a dedicación exclusiva de la escuela de cocina High Training Educational Institute HTEI. Fue cofundador de La Taguarita del Sabor y uno de los conductores de la 1ra Temporada del programa; actualmente es productor y conductor de la 4° temporada. Además coordina el trabajo de producción y venta del sitio web lataguaritadelsabor.com

Deja un comentario